La leche de soya, es una alternativa vegetal a la leche de origen animal que se ha vuelto cada vez más popular en los últimos años. Se obtiene a partir de los granos de soya, que son remojados, molidos y luego filtrados para obtener una bebida suave y nutritiva, sigue bajando para descubrir cómo hacer leche de soya natural y en casa.

como-hacer-leche-soya-natural-casera

A medida que aumenta la demanda de opciones lácteas no lácteas, muchas personas están optando por hacer su propia leche de soya en casa. Esto permite tener un control total sobre los ingredientes utilizados, evitando aditivos y conservantes innecesarios que a menudo se encuentran en las versiones comerciales.

Descubre aquí lo que la ciencia dice de la soya.

¿Qué es la leche de soya?

La leche de soya es una bebida vegetal que se obtiene a partir de los granos de soya, también conocidos como frijoles de soja. Estos granos son originarios de Asia y han sido consumidos durante siglos debido a sus propiedades nutricionales y versatilidad culinaria.

La leche de soya es conocida por su sabor ligeramente dulce y su textura suave. Se puede consumir sola, añadir a café o té, utilizar en la preparación de batidos, postres y productos horneados, o como reemplazo de la leche de vaca en muchas recetas.

Además de ser una alternativa láctea para las personas con intolerancia a la lactosa o alergia a la proteína de la leche de vaca,también es elegida por aquellos que siguen una dieta vegana o vegetariana, así como por quienes buscan reducir su consumo de productos animales.

La leche de soya es una fuente de nutrientes importantes, como proteínas, grasas saludables, vitaminas y minerales. También es naturalmente baja en grasas saturadas y colesterol, y puede ser enriquecida con nutrientes adicionales, como calcio y vitamina D, para mejorar su perfil nutricional.

Ingredientes

Para hacer leche de soya natural en casa, necesitarás los siguientes ingredientes:

  1. Granos de soya: Comienza con granos de soya de alta calidad. Puedes encontrarlos en tiendas de alimentos naturales o en línea. Asegúrate de elegir granos de soya orgánicos.
  2. Agua: El agua es esencial para remojar los granos y diluir la mezcla durante el proceso de elaboración de la leche de soya. Utiliza agua limpia y potable.
  3. Endulzante opcional: Si deseas agregar un toque de dulzura a tu leche de soya, puedes incorporar un endulzante natural como jarabe de agave, azúcar de coco o dátiles. Sin embargo, el endulzante es completamente opcional.
  4. Aromatizantes opcionales: También puedes añadir aromatizantes como vainilla, canela o cacao en polvo para darle un sabor adicional a tu leche de soya.

Es importante mencionar que la proporción de granos y agua puede variar dependiendo de la consistencia y concentración que desees en tu leche de soya. Algunas personas prefieren una leche más espesa y cremosa, mientras que otras optan por una consistencia más ligera.

Recuerda que estos ingredientes son para la preparación básica de la leche de soya, pero siempre tienes la opción de experimentar con otros ingredientes como espesantes naturales, como la goma de guar o carragenina, si deseas lograr una textura más densa.

¿Cómo hacer leche de soya natural casera?

Preparar leche de soya natural en casa requiere de unos simples pasos:

Paso 1: Remoja los granos de soya

  • Toma 1 taza de granos de soya y enjuágalos con agua fría para eliminar cualquier impureza.
  • Coloca los granos de soya en un recipiente lo suficientemente grande y cúbrelos con agua fría.
  • Deja que los granos de soya se remojen durante 8 a 10 horas, o preferiblemente durante la noche. Esto ayudará a ablandar los granos y facilitar su molienda.

Paso 2: Muele los granos de soya

  • Escurre los granos de soya remojados y enjuágalos nuevamente con agua limpia.
  • Coloca los granos de soya a una licuadora o procesadora de alimentos.
  • Agrega 3 tazas de agua fresca y limpia a la licuadora.
  • Licúa los granos de soya y el agua durante aproximadamente 2 minutos, hasta obtener una mezcla suave y homogénea.

Aquí tienes una comparativa de las mejores licuadoras caseras.

Paso 3: Filtra la mezcla

  • Coloca una gasa fina o una bolsa de tela en un colador grande y coloca el colador sobre un recipiente limpio.
  • Vierte la mezcla de soya licuada sobre la gasa o bolsa de tela.
  • Exprime suavemente la gasa o bolsa para filtrar la leche, asegurándote de separar los sólidos de los líquidos.
  • Continúa exprimiendo hasta que la mayor parte del líquido haya pasado a través de la gasa y solo queden los residuos de soya en la misma.

Paso 4: Segundo filtrado (opcional)

  • Si deseas obtener una textura más suave y sedosa, puedes realizar un segundo filtrado de la leche.
  • Utiliza una gasa o filtro de café limpio y colócalo sobre el colador utilizado anteriormente.
  • Vierte la leche de soya filtrada anteriormente a través del segundo filtro para eliminar cualquier residuo sólido restante.

Paso 5: Añadir endulzantes o aromatizantes (opcional)

  • Si deseas endulzar tu leche de soya, agrega el endulzante de tu elección, como jarabe de agave, azúcar de coco o dátiles, y mezcla bien.
  • Si deseas añadir sabores adicionales, como vainilla, canela o cacao en polvo, agrégalos también y mezcla nuevamente.

Paso 6: Almacenamiento y refrigeración

  • Coloca la leche en una jarra o recipiente hermético y guárdala en el refrigerador.
  • La leche de soya casera se puede almacenar en el refrigerador por aproximadamente 3 a 4 días. Asegúrate de agitarla antes de usarla, ya que puede separarse naturalmente con el tiempo.
  • ¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propia leche de soya casera lista para disfrutar. Puedes utilizarla en tus cereales, café, té y todo lo que quieras.

¿Por qué es mejor preparar leche de soya en casa?

Preparar leche de soya natural en casa tiene numerosas ventajas en comparación con la compra de versiones comerciales. Aquí te presento algunas razones por las cuales es preferible hacerla por ti mismo:

Control de los ingredientes

Tienes el control total sobre los ingredientes que utilizas. Puedes elegir granos de soya orgánicos y no genéticamente modificados, evitando así los pesticidas y químicos presentes en algunos productos comerciales.

Frescura y calidad

La leche de soya casera ofrece frescura y calidad inigualables. Puedes moler los granos justo antes de hacer la leche, lo que preserva los nutrientes y el sabor natural. A diferencia de las versiones comerciales, que pueden estar almacenadas durante semanas.

Personalización y versatilidad

Puedes personalizarla según tus preferencias. Puedes ajustar la cantidad de agua para obtener una consistencia más espesa o diluirlo para una textura más ligera. Además, puedes añadir endulzantes naturales, como dátiles o jarabe de agave,.

Ahorro económico

Preparar leche de soya en casa puede ser más económico a largo plazo. Los granos de soya son asequibles y puedes obtener una mayor cantidad de leche de soya casera en comparación con la compra de versiones comerciales.

Sostenibilidad y reducción de residuos

Al hacer leche de soya en casa, contribuyes a la sostenibilidad y reducción de residuos. Puedes utilizar granos de soya a granel y evitar el uso de envases de plástico o tetra pak que suelen asociarse con las leches de soya comerciales. También puedes aprovechar los residuos de soya (okara) para utilizarlos en recetas, evitando así el desperdicio de alimentos.

Si bien existen ventajas al preparar leche de soya en casa, es importante destacar que cada persona tiene diferentes necesidades y preferencias. Siempre es recomendable consultar a un especialista en nutrición para asegurarse de que esta opcion sea adecuada para tu dieta y estilo de vida.

Conoce aquí todos los beneficios de la leche de soya.

Print
clock clock iconcutlery cutlery iconflag flag iconfolder folder iconinstagram instagram iconpinterest pinterest iconfacebook facebook iconprint print iconsquares squares iconheart heart iconheart solid heart solid icon
leche de soya natural y casera

Leche de soya casera


  • Author: Leonel Sanantonio
  • Total Time: 10 minutes
  • Yield: 1 litro 1x
  • Diet: Vegana

Description

Deliciosa receta de leche de soya natural.


Ingredientes

Scale
  • 1 taza de granos de soya
  • Agua
  • Endulzante opcional
  • Aromatizantes opcionales

Instrucciónes

1. Remoja los granos de soya

  • Toma 1 taza de granos de soya y enjuágalos con agua fría para eliminar cualquier impureza.
  • Coloca los granos de soya en un recipiente lo suficientemente grande y cúbrelos con agua fría.
  • Deja que los granos de soya se remojen durante 8 a 10 horas, o preferiblemente durante la noche. Esto ayudará a ablandar los granos y facilitar su molienda.

2. Muele los granos de soya

  • Escurre los granos de soya remojados y enjuágalos nuevamente con agua limpia.
  • Coloca los granos de soya a una licuadora o procesadora de alimentos.
  • Agrega 3 tazas de agua fresca y limpia a la licuadora.
  • Licúa los granos de soya y el agua durante aproximadamente 2 minutos, hasta obtener una mezcla suave y homogénea.
  • Aquí tienes una comparativa de las mejores licuadoras caseras.

Paso 3: Filtra la mezcla

  • Coloca una gasa fina o una bolsa de tela en un colador grande y coloca el colador sobre un recipiente limpio.
  • Vierte la mezcla de soya licuada sobre la gasa o bolsa de tela.
  • Exprime suavemente la gasa o bolsa para filtrar la leche, asegurándote de separar los sólidos de los líquidos.
  • Continúa exprimiendo hasta que la mayor parte del líquido haya pasado a través de la gasa y solo queden los residuos de soya en la misma.

4. Segundo filtrado (opcional)

  • Si deseas obtener una textura más suave y sedosa, puedes realizar un segundo filtrado de la leche.
  • Utiliza una gasa o filtro de café limpio y colócalo sobre el colador utilizado anteriormente.
  • Vierte la leche de soya filtrada anteriormente a través del segundo filtro para eliminar cualquier residuo sólido restante.

5. Añade endulzantes o aromatizantes (opcional)

  • Si deseas endulzar tu leche de soya, agrega el endulzante de tu elección, como jarabe de agave, azúcar de coco o dátiles, y mezcla bien.
  • Si deseas añadir sabores adicionales, como vainilla, canela o cacao en polvo, agrégalos también y mezcla nuevamente.

6. Almacenamiento y refrigeración

  • Coloca la leche en una jarra o recipiente hermético y guárdala en el refrigerador.
  • La leche de soya casera se puede almacenar en el refrigerador por aproximadamente 3 a 4 días. Asegúrate de agitarla antes de usarla, ya que puede separarse naturalmente con el tiempo.

¡Y eso es todo! Ahora tienes tu propia leche de soya casera lista para disfrutar. Puedes utilizarla en tus cereales, café, té y todo lo que quieras.

  • Tiempo de preparación: 10 min
  • Categoría: Leches vegetales
  • Método: Licuado
  • Cuisine: Vegana

Keywords: como hacer leche de soya

Conclusión

Hacer leche de soya natural en casa es un proceso gratificante que te permite disfrutar de una alternativa láctea saludable, fresca y personalizada. Al hacer tu propia bebida en casa, tienes el control total sobre los ingredientes utilizados, lo que te permite evitar aditivos y conservantes innecesarios presentes en las versiones comerciales.

Ofrece frescura, calidad y nutrientes preservados en comparación con las opciones comerciales. Además, al hacerla en casa, contribuyes a la sostenibilidad y a la reducción de residuos al evitar envases de plástico y aprovechar los residuos de soya en recetas adicionales.

Si bien hacerla en casa tiene muchas ventajas, es importante recordar que cada persona tiene diferentes necesidades y preferencias dietéticas. Siempre es recomendable consultar a un especialista en nutrición para asegurarse de que la leche de soya sea adecuada para tu dieta y estilo de vida.

Te podría interesar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 5 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Recipe rating 5 Stars 4 Stars 3 Stars 2 Stars 1 Star