Existen muchas creencias populares en cuanto a la alimentación y sus efectos en el organismo, el cuerpo y la salud en general. Una que viene sonando fuertemente en los últimos años es que el consumo de isoflavonas de soya aumentan los senos.

Sin embargo, antes de confirmar o desmentir este mito, es conveniente revisar qué dice la ciencia al respecto; de esta manera te irás de este artículo con la duda totalmente resuelta. 

mujer atractiva midiendo sus senos

Vamos a explorar un poco la ciencia que rodea a las isoflavonas de soya para entender si realmente tienen o no la capacidad de aumentar el tamaño de los senos.

Te podría interesar: El mejor horario para tomar isoflavonas.

El vínculo entre las isoflavonas de soya y las hormonas

Las isoflavonas de soya son compuestos fitoquímicos presentes en la soya y sus derivados, su estructura química es similar a los estrógenos, los cuales son las hormonas sexuales femeninas.

Existen varios mecanismos a través de los cuales las isoflavonas de soya podrían influir en los niveles hormonales. Algunos estudios sugieren que estas sustancias pueden imitar parcialmente la acción del estrógeno en el cuerpo.

Entonces, la ciencia ya tiene claro que, en efecto, existe un vínculo entre el consumo de isoflavonas de soya y el comportamiento hormonal, sobre todo en mujeres, donde es capaz de producir ciertos efectos relevantes en la regulación del ciclo menstrual y la función reproductiva.

Ahora bien, ¿también influye en el aumento de los senos?

La soya y la “feminización”

Ya sabemos que las isoflavonas de soya tienen un accionar parecido al de los estrógenos, la hormona sexual femenina.

Este hecho ha llevado a muchas mujeres a pensar que el consumo excesivo de la soya, puede promover el aumento en el tamaño del busto.

De hecho, en Asia, se consume mucho la soya, por lo cual, los niños pequeños pueden presentar cierto desajuste hormonal, causando un aumento en el pecho de los varones.

Sin embargo, se sospecha que esta alteración se debe a que los niños asiáticos tienen una genética adaptada a metabolizar la soya. Por lo tanto, el consumo en exceso por parte de estos niños es capaz de producir estos leves desajustes hormonales que son totalmente reversibles; solo tienen que dejar de consumir soya por un tiempo.

Este principio no es aplicable a las personas occidentales, ya que no están acostumbradas a comer la soya de manera tan frecuente. La forma en que metabolizamos es un totalmente diferente.

Mito vs. realidad: ¿Aumentan realmente los senos?

Existe una creencia arraigada en algunas comunidades de que el consumo regular de alimentos ricos en isoflavonas, como la soya, puede tener un impacto positivo en el tamaño de los senos. 

Esta creencia ha llevado a la comercialización de productos que prometen mejorar la forma y la plenitud de los senos mediante la ingesta de isoflavonas.

Es importante abordar estas creencias desde una perspectiva científica y cuestionar si hay evidencia sólida que respalde estas afirmaciones.

Evidencia científica disponible

Hasta la fecha, la mayoría de los estudios científicos no respaldan la idea de que las isoflavonas de soya tengan un impacto significativo en el aumento del tamaño de los senos en mujeres adultas. 

La estructura química de las isoflavonas puede tener propiedades similares al estrógeno, pero la magnitud de su efecto en comparación con las hormonas naturales es limitada.

Investigaciones exhaustivas han examinado la relación entre el consumo de soya o sus derivados y el tamaño mamario, y los resultados generalmente indican que no hay evidencia concluyente de que las isoflavonas de soya provoquen un aumento significativo en el tejido mamario.

Factores individuales que pueden influenciar

Es importante reconocer que la respuesta a las isoflavonas de soya puede variar de una persona a otra. Factores como la genética, la dieta general, el peso corporal y la salud hormonal individual pueden influir en cómo el cuerpo responde a estos compuestos. 

Sin embargo, es necesario destacar que el impacto en el tamaño de los senos es probablemente mínimo o insignificante en comparación con otros factores que afectan la salud mamaria.

¿Existe alguna evidencia anecdótica?

Aunque la ciencia respalda en gran medida la falta de conexión entre las isoflavonas de soya y el aumento de senos, algunas personas han compartido experiencias anecdóticas que sugieren lo contrario. 

En la revista Endocrine Practice cuentan el caso de un señor de 60 años con una ginecomastia (aumento en la cantidad de tejido de las glándulas mamarias en niños u hombres) que disminuyó luego de que dejara de tomar 750 ml de leche de soya al día.

Sin embargo, este caso aislado no es nada significativo, ya que depende de muchos factores asociados solo a esa persona.

Beneficios de las isoflavonas de soya

Si bien no tienen el potencial para aumentar el tamaño de tus senos, el consumo de isoflavonas de soya de forma regular puede brindarte estos beneficios:

  • Salud cardiovascular: Las isoflavonas de soya pueden contribuir a la salud cardiovascular al reducir los niveles de colesterol LDL (“malo”) y aumentar el colesterol HDL (“bueno”).
  • Alivio de síntomas menopáusicos: Se ha observado que pueden aliviar síntomas de la menopausia, como los sofocos, debido a su estructura similar al estrógeno.
  • Salud ósea: Existe evidencia preliminar que sugiere un posible papel beneficioso de las isoflavonas en la salud ósea, aunque se necesita más investigación.
  • Propiedades antioxidantes: Las isoflavonas también poseen propiedades antioxidantes que pueden ayudar a combatir el estrés oxidativo en el cuerpo.

Conclusión

La evidencia científica actual no respalda la idea de que las isoflavonas de soya aumentan significativamente el tamaño de los senos en mujeres adultas. Aunque estas sustancias tienen propiedades similares al estrógeno, su impacto en comparación con las hormonas naturales es limitado.

Factores individuales pueden influir, pero el mito de un aumento notable en el tamaño de los senos debido al consumo de isoflavonas carece de base científica sólida.

Si lo que estás buscando es el aumento del busto, yo te recomiendo consultar con un profesional de la salud. El te puede orientar y ayudar a elegir la opción que se adecue a tus necesidades.

Te podría interesar:

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 1 Promedio: 5)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *